Ir al contenido

“Un parto natural permite mayor conexión con la parte animal y espiritual que existe dentro de cada persona”

2011 mayo 14

Emilio Santos Leal, médico psiquiatra y ginecólogo defensor del parto natural

El doctor Emilio Santos, licenciado en ciencias físicas, médico psiquiatra y ginecólogo, presentó el pasado 10 de mayo su nuevo libro, Embarazo y parto, todo lo que necesitas saber editado en la colección “Para torpes”, de Oberón. Un libro escrito desde el rigor de este ginecólogo y psiquiatra referente en la atención al parto natural que responde a las dudas que atormentan a los padres desde el mismo instante en que el test da positivo. Consejos sencillos de un gran conocedor de los aspectos emocionales del nacimiento para que los padres puedan disfrutar del embarazo y no dejar que los traten como torpes.

¿Embarazo y parto, todo lo que necesitas saber para Torpes? A qué te refieres cuando dices “para Torpes”?

La expresión “para torpes” no tiene nada de peyorativo, al contrario. Se trata de una colección de libros que tiene como objetivo dar consejos que todo el mundo entienda. De allí el nombre. Pero el resultado no es un libro para padres “torpes”, sino un libro para gente inteligente.

 ¿A quién va dirigido? ¿A padres primerizos o también a padres repetidores?

Es un libro para todo el mundo: primerizos, no primerizos, padres e incluso familiares cercanos. No se trata de un libro superficial que trata temas de manera básica, sino que habla de todos los temas relacionados con el embarazo y el parto de manera muy profunda y exhaustiva.

 ¿Cuál fue tu objetivo al escribir el libro?

Presentar la información necesaria para resolver cualquier duda que una mujer embarazada pueda tener, ya que necesita calma y confianza. Y sólo el conocimiento permite obtener esta calma y confianza necesaria durante esta etapa.

 En tu libro afirmas que a veces el sistema nos impide disfrutar del parto como un proceso tan natural como intenso, mostrándolo casi como un estado de enfermedad. ¿Cuales son estas dificultades?

Gracias a mi experiencia del parto natural en mi trabajo he podido confirmar un idea que ya tenía de antemano: el parto es un proceso muy bien diseñado que se estropea en muy pocas ocasiones y, cuando ocurre, es a causa de haber intervenido mucho. Cuando se altera lo que la naturaleza tenía previsto puede aparecer alguna dificultad.

Entonces,¿cuales son las razones por las que las mujeres se tendrían que decantar por un parto natural?

Yo no diría “tendrían que”, no me gusta esta expresión. Si hay algo que defiendo por encima de todo, es que la mujer tenga la libertad de elegir sus opciones y preferencias. Es decir, quién y cómo la van a asistir en el parto. Sin embargo, si tuviera que decidir, me decanto por un parto natural. Considero que durante el parto, es muy importante propiciar unas condiciones emocionales determinadas. Y esto sólo se potencia con el parto natural.

 ¿Qué emociones?

En un parto existe un cruce de emociones muy importante. Considero que es importante gozar de cierta intimidad y no sentirse en inferioridad de condiciones sociales. Es decir, un hospital, muchas veces se organiza por jerarquías y esto impone respeto hacia la persona que se encuentra por encima de esta jerarquía. Este respeto, va en contra de lo que la naturaleza tiene previsto para el parto. Cualquier madre durante el embarazo y el parto necesita serenidad y libertad. No dificultades añadidas que le impidan centrarse en lo que está viviendo.

 ¿Y cómo interfiere en la relación madre e hijo?

Como más natural sea el parto, más conexión consigues con tu hijo. Un parto natural permite tener más conexión con tu cuerpo, y, por lo tanto, con la parte animal y espiritual que hay en ti.

 ¿A qué pacientes está más indicado este tipo de parto?

Es evidente que en ciertos diagnósticos el parto necesita la asistencia de tecnología. Una mujer con diabetes va a necesitar un control regular, por ejemplo. Pero si todo es normal, decide la libertad de cada persona.

¿Crees que ha influido el mito de ver el parto natural como algo doloroso o incluso negativo?

Es verdad que el parto se ha vuelto cada vez mas doloroso en la medida que se ha ido controlando más. En las culturas ligadas a la naturaleza, donde no existe ninguna jerarquía social, el parto no duele. La mujer se va a parir en soledad, sin la asistencia de nadie. Pero hay un momento de la historia que esto cambia. Empieza a haber la intervención de personas que, supuestamente, sabían más. De allí el nacimiento de la figura de la comadrona y, más adelante, la del médico. Y eso son algunas de las razones que explican el dolor en el parto. Pero no hay motivo para ver el dolor como algo negativo.

¿Entonces es algo cultural?

Seguramente. La sociedad actual vive aislada del dolor debido al gran desarrollo tecnológico. Pero, a veces, dolor no es sinónimo de sufrimiento. Muchas mujeres que han vivido un parto natural relatan el dolor como un proceso de gozo. El dolor se convierte, aquí, en una experiencia gratamente positiva.

Desde Boutique Secret te agradecemos tu colaboración

Todavía no hay comentarios

Deja una respuesta

Nota: Puede utilizar XHTML básico en sus comentarios. Su dirección de correo electrónico nunca se se publicará.

Suscribirse a este feed de comentarios a través de RSS